Zao


El papel pintado Zao de Casadeco nos traslada al monte Zao, una montaña japonesa que es una joya de la naturaleza y está considerada una de las más bellas de todo Japón. En la colección Zao, los motivos vegetales cobran sentido para infundir una energía renovada a tu decoración. Tonalidades profundas en cobre, naranja, beige, negro y grises metálicos, estampados de estilo contemporáneo con la delicadeza del gusto japonés, efectos de relieve que proporcionan un volumen muy atractivo a tus paredes... Lleva a tus paredes el lujo discreto y la sofisticación de la gama de papel pintado Zao.

Inspiración de la colección Zao de Casadeco

El monte Zao en Japón es una gema de la naturaleza, que nos incita a imaginar una colección que se acerca a su imagen. El follaje llama a nuestros sentidos y nos trae inspiración desde las elevadas cumbres para proporcionarnos nuevas energías con el toque justo de lujo. Reflejos de una rica vegetación y espectaculares paisajes, una textura original, matices intensos y patrones abundan en esta colección elegante y contemporánea con un trasfondo oriental y mucha personalidad.

El grano del papel juega con los efectos del material para conseguir volumen y unos estampados ligeramente en relieve, mientras que el diseño de exquisitos motivos vegetales, junto con otros de impresionantes rayas, toma posesión de tus interiorismos. Zao ofrece opciones decorativas sólidas, con un suave toque de lujo, deliciosamente delicado. La luz incide en los tonos cobrizos, anaranjados, beiges, negros y grises metálicos para aportar sofisticación.

Variedad de papeles pintados Zao

Ginko: vagamente inspirados en el árbol japonés, el estampado de ginko le da un nuevo giro a los códigos de decoración con un énfasis en la vegetación. El papel Ginko se consigue con una interacción entre estampados con ligero relieve y sobreimpresión que nos lleva a vislumbrar las hojas dispersas de este vetusto árbol. Los árboles se intuyen, más que aparecer representados, lo que proporciona sutileza a este estampado exótico. Este papel encaja a la perfección en salas de estar y comedores. Los efectos suaves y neutrales contribuyen a crear un ambiente íntimo que también se apreciará en los dormitorios.

Végétal: la ligera finura de las plantas con influencias asiáticas conjura una atmósfera de elegancia con suaves entonaciones. Un mundo de plantas que evocan paseos por los senderos del Monte Zao, en los que los protagonistas son la vegetación exhuberante y los paisajes majestuosos. Con este estampado en tus paredes, puedes imaginar una atmósfera delicada y pacífica. Las tonalidades metálicas le dan un ligero brillo que casa con un mobiliario de líneas suaves y bajas. Perfecto para dormitorios, estudios, salas de estar, recibidores... emparejado con los modelos Plain de colores lisos.

Rayure: una línea horizontal con aspecto pintado a mano. Estos bloques de rayas irregulares y difuminadas rompen los códigos. El efecto del material tiene un tacto sorprendente que recuerda a la tela. Los interiores cobran un nuevo ritmo con las líneas libremente dibujadas, con tonos rosas y verde suave. Utilízalo en dormitorios, estudios, comedores... para crear un efecto de volumen con las líneas horizontales que amplían el espacio.

Onde: el lago del Monte Zao se conoce como el lago de los mil colores, que refleja la naturaleza de una forma inesperada y magnífica. Este estampado se inspira en el juego de líneas en relieve alternadas para producir un efecto que intercala apariencia mate y brillante. Las líneas son irregulares, finas y amplias, densas y espaciadas, para llamar la atención y marcar el ritmo de las paredes. Su gama de suaves colores está enfatizada por el marrón y el naranja profundo. El gris tiene un ligero toque de plata para conseguir un lujo discreto. Ideal para dormitorios, estudios o comedores, para crear un ambiente contemporáneo.

Producto añadido a favoritos

Esta tienda utiliza cookies propias y de terceros con finalidad analítica y/o publicitaria. Consulta la política de cookies.