You are currently viewing 10 molduras pintadas para interiores nada clásicos

10 molduras pintadas para interiores nada clásicos

Las molduras, cornisas, paneles y zócalos son ornamentos que muchas veces asociamos a interiores clásicos, pero con las nuevas formas y materiales son aptos para las decoraciones más modernas. Si además tienes un punto atrevido, las molduras pintadas son una manera muy original de darle un toque de color inesperado a tu casa, ¿quieres ver algunos ejemplos? Nosotros hemos seleccionado 10 para que te inspires.

Molduras pintadas de negro

El contraste entre el blanco y el negro es elegante, pero también muy atrevido. Con las paredes blancas y las molduras pintadas de negro darás a tu casa un efecto muy gráfico con el que parecerá que las paredes están enmarcadas. Para sacarle el máximo partido a este contraste, limita tu paleta de colores en el resto de la decoración y no añadas muchos tonos distintos.

[BLOG] Molduras, cornisas, zócalos… ¿Qué son los perfiles decorativos?

Zócalos y molduras en colores alegres

Con colores mucho más alegres puedes conseguir un efecto similar sin que el contraste sea tan radical. Perfectos en hogares vivos y coloridos, con interiorismos eclécticos y sin complejos. Para casas que tengan poca luz quedarán también genial, ya que ayudan a la hora de proporcionar claridad. ¡Nos encanta la alegría que aportan estos tonos!

Zócalos pintados en colores pastel

Continuamos nuestra selección con imágenes de interiores en los que han elegido pintar los zócalos de colores pastel. Para darle cohesión a los espacios, se combina la pintura de las molduras con otros elementos como barandillas, paredes o incluso con el color del suelo. Aunque son tonalidades inesperadas para pintar las molduras, en estos espacios funcionan a la perfección. ¡Y son muy originales!

Descubre los perfiles Orac Decor en Servicolor.

Cornisas pintadas de colores

Las cornisas pintadas pueden encajar incluso con las decoraciones más clásicas, para darles un toque divertido sin que resulte estridente. El secreto está en elegir un color que te guste y complementarlo con otros pequeños detalles en el resto de tu decoración: cuadros, alfombras, cojines… o incluso combinarlas con papel pintado como en el último ejemplo que os mostramos. Así darás cohesión a todo el conjunto y el resultado puede ser ¡de revista!

¿Qué te parece esta manera de añadir color a las molduras en tu hogar?

Imagen destacada: Francesca Tosolini en Unsplash

Deja una respuesta