El arte no es caro

El arte no es caro

El arte es caro. No nos hemos vuelto locos, aunque parezca que nos contradecimos con lo que hemos dicho en el título. Cuando decimos que “el arte es caro” nos referimos a cualquier obra pintada por un artista, más o menos conocido. Si alguna vez has intentado comprar un cuadro que se ajuste a tus gustos y tu presupuesto sabrás de lo que te hablamos. Aunque es cierto que se pueden encontrar muy buenas obras a partir de unos 200 o 300 euros, prueba a multiplicar esa cantidad por el número de cuadros que te gustaría poner en tu hogar. ¿Te ha subido la tensión? No te preocupes, nosotros también nos hemos enfrentado a una pared en blanco y tenemos alternativas que te costarán mucho menos dinero.

El arte no es caro | Servicolorver en Pinterest

Como no todos tenemos la habilidad de pintar un paisaje, un retrato o un bodegón (y en nuestra línea de dar ideas accesibles para todos), te proponemos una técnica muy sencilla: el colour block, la técnica de pintar con bloques de color. Si conoces la obra de Mark Rothko, a quien pertenece la obra de la imagen anterior, sabrás de lo que te estamos hablando. Es una técnica sencilla, que no requiere mucho tiempo y da muy buenos resultados. En la siguiente fotografía se ha aplicado el colour block de un modo aún más sencillo, con un color para cada lienzo. Para hacer tu versión, elige varios lienzos del tamaño que prefieras y pinta cada uno de un color distinto.

El arte no es caro | Servicolorver en Pinterest

¿Te parece algo soso para tu gusto? Partiendo del lienzos pintados de manera uniforme puedes crear otras versiones algo más alegres. En el siguiente le han dado un toque metalizado clavando varias chinchetas en un motivo geométrico. Si te gusta cómo queda, también se puede conseguir un acabado con brillo aplicando cola blanca con un pincel, siguiendo el motivo que queramos, y vertiendo purpurina encima. Luego sólo tendrás que darle la vuelta al cuadro para que caiga el sobrante. Eso sí, hazlo cuando la pintura esté bien seca o acabarás con un cuadro completo de purpurina.

El arte no es caro | Servicolorver en Pinterest

El cuadro que te enseñamos a continuación nos encanta y te aseguramos que obras con un acabado similar (para nuestro ojo inexperto) cuestan bastante dinero. Para conseguirlo, divide el cuadro en dos zonas y pinta cada una de un color diferente y que contrasten entre sí. Aunque en los casos anteriores podías utilizar de manera indistinta acrílico o pintura al óleo, para ésta te recomendamos que uses óleos, ya que el tiempo de secado es más lento. Una vez aplicados los dos colores, con una brocha ancha, arrastra el color de una zona a la otra. Si los dos colores se han aplicado a la vez y están igual de frescos, ten en cuenta que pueden mezclarse, sobre todo si arrastras el color desde la zona más clara a la más oscura. Si quieres que quede más parecido a la fotografía tendrás que esperar a que seque un tono antes de aplicar el otro y arrastrarlo.

El arte no es caro | Servicolorver en Pinterest

¿Qué te parecen los cuadros? Más sencillos no pueden ser y además de ser muy decorativos tendrás la satisfacción de haberlos hecho tú mismo por muy poco dinero. Ahora sí que podemos decir que el arte no es caro, ¡sobre todo si somos nosotros mismos los artistas!

Estoy participando en la fiesta de enlaces #diariodeco

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Avatar

    Originalidad al poder… eso sí ¡¡¡con color!! bienvenidos a la fiesta! un abrazo!

    1. Avatar

      ¡Gracias por la oportunidad de participar! 😉

Deja un comentario

Cerrar menú