Aprende a retocar la pintura de tus paredes sin que se note

Aprende a retocar la pintura de tus paredes sin que se note

Llega un momento en el que vemos la necesidad de retocar algún pequeño desperfecto en la pintura de nuestra casa, muchas veces antes de lo que nos gustaría. Los roces en las paredes al mover un mueble o una bicicleta, una salpicadura, un agujero de un clavo o ese garabato hecho con lápices de colores son desperfectos muy localizados que pueden solucionarse sin necesidad de pintar la habitación entera.

[BLOG] Consejos para elegir la pintura blanca perfecta.

Farrow and Ball

Cuándo se puede retocar la pintura sin que se note

Para asegurarte de que el retoque no se va a notar, hay que tener en cuenta las situaciones en las que podrás arreglarlo. ¡Te decimos los requisitos!

  • La pintura de la pared debe ser mate. Olvídate de que el arreglo sea imperceptible si las paredes tienen un acabado satinado o brillante, el único acabado con el que podrás conseguir que no se aprecie la diferencia será con pintura mate. Ten en cuenta que con los brillantes o satinados, además de la diferencia de color, la diferencia de brillo hará que la luz refleje de manera distinta y se notará más. Por suerte, la pintura mate para las paredes es la más habitual.
  • Debes haber pintado tu casa recientemente. Con el paso del tiempo, la pintura puede sufrir un desgaste que, aunque sea imperceptible a nuestros ojos, se notará si pintamos de nuevo. Si has pintado tu casa hace poco (2 o 3 años) y la pintura está en buen estado, será más fácil hacer un buen retoque. No será posible conseguirlo si hay fumadores dentro de casa, ya que el humo y la nicotina afectan a la pintura rápidamente.
  • Se trata de un retoque pequeño o en una zona poco visible (idealmente las dos cosas). Esto no es difícil, ya que muchos roces se dan a la altura de los respaldos de las sillas o incluso más abajo. Ten en cuenta que si quieres hacer el arreglo en una zona muy iluminada y a la altura de los ojos, siempre será más posible que se note.
  • Tienes la misma pintura que quieres retocar. La misma marca, la misma variedad y el mismo color, idénticos a la pintura original. Y sobre todo con pinturas de color, lo mejor es tener también una pequeña cantidad de la misma pintura original guardada para solucionar posibles percances por si hay ligeras variaciones de color en distintos lotes. El blanco en estos casos puede ser el color más fácil de arreglar.

Compra online pintura para paredes.

Daria Shevtsova

Paso a paso para retocar la pintura de tu casa

Para comenzar, es imprescindible tener una superficie limpia y seca. Si el desperfecto que quieres arreglar no es solo una mancha, sino que ha dejado un agujero o marca en la pared, comienza con el enmasillado para taparlo.

Cuando termines de enmasillar y haya secado, si la pared es lisa, pasa suavemente una lija para que quede completamente nivelado. Este paso es muy importante, ya que si la pared no está totalmente igualada se seguirá notando por muy buen trabajo que hagamos con la pintura.

Continúa removiendo muy bien la pintura para después aplicarla en la zona más pequeña posible, lo justo para tapar el desperfecto. Difumínala hacia los bordes para fundirla con la base al máximo. Puede ser mejor utilizar un pincel de bellas artes o manualidades en vez de una brocha o paletina de pintor si la zona es lo bastante pequeña. Después, deja secar por completo antes de apreciar el resultado. Mientras la pintura está fresca no tiene el color final, así que no te preocupes si durante el proceso parece muy diferente.

Visita servicolor.com para comprar brochas, paletinas y pinceles.

¿Qué puedo hacer si es imposible retocar la pintura?

Conseguir un retoque imperceptible es tanto una cuestión de la pintura como de la técnica, por lo que es complicado (¡pero no imposible!) tener un resultado perfecto cuando lo hacemos nosotros mismos.

La siguiente opción, cuando no es posible retocar o no ha quedado bien el arreglo, es pintar la pared entera. Llega justo hasta las esquinas para hacer un corte limpio, así, aunque haya una ligera diferencia de color entre las distintas paredes, quedará más disimulada con la transición.

Y para los más atrevidos… en vez de tratar disimular el desperfecto, puede ser el momento de atreverte a pintar una zona de tu pared de otro color y cambiar por completo. ¡No hay límites!

Recuerda cuando tengas que pintar tu casa que una aplicación profesional con pintura de calidad lavable (sobre todo si es antimanchas) hará que el resultado sea resistente y se pueda limpiar con más facilidad en el futuro.

[BLOG] 20 formas poco convencionales de pintar tus paredes.

Bruguer

¿Tienes algún desperfecto en la pintura de tus paredes que quieras retocar?

Deja una respuesta