Mate, satinada, brillante… Descubre los distintos acabados de pintura y cómo utilizarlos.

Mate, satinada, brillante… Descubre los distintos acabados de pintura y cómo utilizarlos.

Elegir la pintura va más allá de seleccionar el color que más te gusta. Otro aspecto que tenemos que considerar es el acabado de la pintura, ya que también influirá en el aspecto final de tu decoración. Te presentamos los acabados de pintura básicos, otros menos comunes y además te damos algunas ideas sobre cómo utilizarlos para conseguir el efecto deseado. ¡Elige el acabado de tu pintura como un profesional!

[BLOG] Cómo elegir el color de pintura para tus paredes.

Pintura con acabado mate

El acabado mate es suave y no refleja mucha luz, por lo que no brilla una vez la pintura está seca. Es fácil de aplicar, de retocar y disimula mucho las posibles imperfecciones de la superficie. Por otro lado, se puede ensuciar más y puede ser más difícil de limpiar, aunque hay pinturas mate lavables que dan buenos resultados.

La pintura mate es la más popular para los techos y paredes. Es casi imposible que una pared lisa no tenga ningún desnivel y la pintura de acabado mate consigue que pasen desapercibidos. Al llamar poco la atención, no distraerá de otros elementos de tu decoración. La recomendamos en dormitorios, comedores o salas de estar, además de en los techos. Si es una pintura lavable, sus posibilidades se amplían mucho más a otras zonas.

Compra pintura para paredes en Servicolor.

Pintura acabado eggshell

A medio camino entre la pintura mate y la satinada, encontramos el acabado eggshell o semimate. Su nombre en inglés significa cáscara de huevo y ese es el nivel de brillo que nos va a ofrecer.

El acabado eggshell es una alternativa al mate en las paredes de la casa. También adecuado para madera y metal en interior. Refleja la luz suavemente y es algo más lavable que el mate, por lo que es interesante si queremos aportar algo más de luminosidad a nuestro hogar.

[BLOG] Los 7 colores de pintura más relajantes para dormitorios.

Pintura satinada

La pintura con acabado satinado, cuando seca, queda con un brillo medio, perlado, y aspecto suave. Refleja más la luz que el acabado mate y también es más fácil de limpiar. Por el contrario, no esconde las imperfecciones y si tenemos que retocarla con el tiempo, no se disimula como en el acabado mate.

Gracias a su mayor resistencia a la suciedad, se suele utilizar en las paredes de cocinas, baños, lavaderos, dormitorios infantiles y pasillos. La pintura satinada también es una buena opción para las puertas, molduras y rodapiés cuando no queremos un acabado demasiado brillante

Pinterest

Pintura de acabado brillante

La pintura brillante es la que más refleja la luz y también la más resistente por su acabado, también frente a la humedad. Su brillo resalta cada imperfección en la superficie, así que debemos realizar un trabajo de preparación previo con lija y masilla si es necesario para lograr un resultado perfecto.

Se suele utilizar la pintura brillante en las zonas que requieren una mayor durabilidad y están sometidas a más roce, como en cocinas, baños, armarios, puertas y molduras. Ideal para madera y metal cuando queramos un acabado brillante. No se suele utilizar en paredes, a no ser que queramos un efecto especial. Si queremos un resultado sutil, la pintura brillante funciona muy bien con colores pálidos. Su alto brillo llama bastante la atención si además la utilizamos con colores intensos, pero si es eso lo que buscas… ¡adelante con ella!

Toda la pintura que necesitas en nuestra tienda online.

Farrow and Ball

Pintura high gloss

El high gloss o alto brillo es un acabado especializado que se utiliza en usos muy concretos. Es muy reflectante y podemos usarla en objetos decorativos pequeños, en mobiliario cuando queramos un acabado dramático o en zonas determinadas para destacarlas.

[BLOG] Aprende cómo pintar las paredes de tu casa ¡tú mismo!

Cómo elegir el acabado de pintura perfecto

Tener en cuenta nuestras preferencias en cuanto a gustos es importante, pero también las características de cada acabado de pintura para no comprometer la calidad. En zonas con más roce, puede ser aconsejable elegir una pintura con más brillo para minimizar el desgaste.

Por lo general, se utiliza la pintura mate para paredes y techos, satinada en cocinas, baños y puertas y pintura brillante en molduras, metal o madera. No tengas miedo de mezclar distintos acabados para lograr el efecto que deseas o destacar características de tu hogar. ¡No hay límites a la imaginación!

Y tú, ¿qué acabado de pintura prefieres para tu casa?

Deja un comentario

Cerrar menú