Productos

Corcho para paredes

Corcho para paredes 

Hay 1 producto.

Losetas de corcho mural encerado color blanco, modelo Guadarrama Niebla. Medida de la loseta: 600 x 300 x 3.0 mm. El precio de compra es por 1 m² de corcho, pero se vende en paquetes indivisibles que contienen 2 m². El pedido tendrá que ser entonces de cantidades pares (2, 4, 6...).

14,91 €
Disponible
Mostrando 1 - 1 de 1 item

El corcho para paredes es un material ecológico muy decorativo. Ni un solo árbol se corta para fabricar los paneles de corcho para paredes, ya que se utiliza la corteza exterior sin causar ningún daño al arbol. El corcho es un aislante muy eficaz para el sonido o los cambios de temperatura, con gran resistencia contra los impactos. Los paneles de corcho son muy duraderos, originales y una opción perfecta para recubrir las paredes y techos de tu casa.

Dónde utilizar el corcho para paredes

El corcho puede utilizarse para cubrir paredes y techos de cualquier habitación. Para su uso en cuartos de baño, consultar las instrucciones del fabricante ya que se trata de ambientes muy húmedos, aunque el corcho es un excelente repelente del agua. Usa corcho para forrar el interior de cajones o armarios o para crear tablones de corcho de la medida que desées. En comercios, cafeterías y restaurantes, utiliza paneles de corcho para crear una decoración original y para reducir los niveles de ruido, gracias a sus poderes aislantes. ¡El corcho para paredes tiene muchas posibilidades!

Cómo instalar corcho para paredes

El corcho para paredes está disponible en rollos o en paneles de forma rectangular. En el caso de los paneles, tendrás que ir instalándolos uno a uno encajándolos (como si fuesen azulejos). Para los rollos de corcho, extiéndelo bien y córtalo de forma precisa a la medida de la pared. Extiéndelo y enróllalo en sentido inverso para que quede lo más liso posible antes de pegarlo a la pared.

Limpia tu pared y líjala ligeramente si es necesario. Déjala completamente libre de polvo para que el pegamento funcione de manera adecuada y traza líneas verticales y horizontales que te sirvan de guía para colocar el corcho perfectamente alineado. Impregna de adhesivo la zona en la que vayas a colocar el panel o el fragmento de corcho, para trabajar poco a poco. Posiciona el corcho sobre la pared, alinéalo y presiona ligeramente para que se adhiera. Una vez está colocado y en su posición definitiva, presiona con firmeza para eliminar posibles burbujas de aire. Deja secar ¡y disfruta de tu pared de corcho!